Guía de limpieza ecológica: Viviendo verde

Guía de limpieza ecológica: Viviendo verde

La limpieza del hogar forma parte de nuestra vida cotidiana.

Día a día nos ocupamos de nuestros espacios con cientos de productos químicos que en el mercado lo ofrecen como si limpiar nuestro hogar fuese una guerra. Y al concluir la limpieza quedan fuertes olores a perfumes que nos hacen creer que nuestro hogar está limpio.

Si quieres saber más sobre cómo ayudar en tu casa u oficina a tener espacios saludables, te invito a seguir leyendo

¿Por qué debemos poner atención a los productos de limpieza?

La mayor preocupación con muchos de estos productos químicos de limpieza es su efecto contraproducente sobre la calidad del aire del interior de nuestro hogar u oficina.

Pasamos alrededor del 90% de nuestro tiempo dentro de nuestros espacios y lamentablemente es donde ocurre la mayor exposición a los contaminantes.

Se ha demostrado que el aire de los espacios interiores a menudo están 2 a 5 veces más contaminado que el aire en los exteriores, y en ciertos casos puede ser mucho peor.

De hecho, ese olor «a limpio» puede ser producido por compuestos que son perjudiciales para la salud humana.

Estos productos de limpieza comunes a veces contienen carcinógenos, alérgenos, disruptores hormonales y otros químicos realmente tóxicos.

Además de los efectos sobre nuestra salud, también es importante tener en cuenta el impacto que tienen estos químicos en el medio ambiente, en su extracción y fabricación, así como en el lugar donde terminan.

¿Qué podemos hacer para mejorar la limpieza en el hogar?

Prefiere la ventilación natural, ya que es la mejor manera de reducir los contaminantes volátiles, aquellos que entran en nuestro organismo al respirar.

Utiliza purificadores de aire en espacios que deben permanecer cerrados.

Inserta en tus espacios plantas purificadoras, ya que son capaces de capturar algunos contaminantes.

Estas plantas son, el aloe vera, crisantemo, ficus, etc.

Elimina o reduce la limpieza, con productos químicos.

Para ello se puede elegir entre marcas de limpieza bio, u optar por fabricar los productos nosotros mismos con materias primas fáciles de encontrar en el mercado, y siguiendo unas fórmulas sencillas.

Los 5 aliados para una limpieza ecológica

Algunos ingredientes naturales son fabulosos para realizar la limpieza ecológica de tu hogar. Entre los que te puedo mencionar son:

Bicarbonato de sodio:

Este producto es maravilloso: limpia, blanquea, suaviza las telas, desodoriza.

Además, no es abrasivo.

Sin embargo, te recomiendo no usarlo en objetos de aluminio, ya que los decolora.

Jugo de limón:

El jugo de limón desodoriza y deja un buen olor.

Además, es abrasivo por lo que sirve para limpiar superficies difíciles.

Vinagre blanco:

Este increíble producto ecológico: limpia, desinfecta, desodoriza, quita la grasa, es antiséptico, disuelve los depósitos minerales, elimina y previene el moho, ayuda a quitar las manchas, blanquea las prendas y suaviza las telas.

Aceites esenciales:

Sustancias aromáticas puras que son extraídas de distintas plantas, tales como: pino, eucalipto, rosa, clavo, lavanda, toronja, etc.

Tienen distintas propiedades, de acuerdo a los compuestos orgánicos, ya que pueden ser: desinfectante, antimicrobiana, antibacteriológico, antifúngico, etc.

Además, generan un olor intenso, totalmente natural, muy agradable.

Pero ten cuidado al comprarlas, ya que no se trata de aceites para masajes con olores, sino de las esencias puras.

Bórax:

Es un mineral de origen natural constituido de agua y tetraborato de sodio. Tiene propiedades antisépticas, contra la formación de moho, desodorizante y desinfectante.

El Borax es abrasivo, por lo que se recomienda usar guantes con productos que incluyan el bórax para evitar irritaciones en la piel.

Recetas para una limpieza ecológica

Nosotros mismo podemos crear productos de limpieza ecológica, que permitan garantizar que tus espacios son realmente seguros y saludables, libres de químicos nocivos.

Y lo mejor de todo es que son muy fáciles de preparar y con ingredientes que conseguimos en cualquier parte e incluso son parte del día a día de nuestra cocina.

Limpiador multiuso

Mezcle 1 parte de vinagre blanco con 1 parte de agua en una botella con atomizador.

Pasta multiuso

Esta pasta es buena para limpiar fregaderos, estufas, bañeras, refrigeradores y mostradores.

La pasta se realiza de la siguiente manera:

Mezcle bicarbonato de sodio con suficiente agua para hacer una pasta húmeda.

Para usarla, solo debes poner la pasta en una esponja o cepillo y fregar.

Para las manchas en la encimera, deje reposar la pasta por un tiempo sobre las manchas antes de fregar y de ser posible espolvorea sal kosher para los puntos difíciles.

Desinfectante

Mezcle 2 tazas de agua, 1 cucharada de jabón líquido de castilla y 1 cucharadita de aceite de árbol de té.

Limpiacristales

Mezcle 1/4 taza de alcohol para frotar, 1/4 taza de vinagre blanco, 1 cucharada de maicena y 2 tazas de agua tibia en una botella con atomizador.

Agitar bien.

Limpie las superficies de vidrio con periódico para reducir las rayas.

Detergente para la ropa

Combine 1 taza de copos de jabón, 1/2 taza de bicarbonato de sodio, 1/2 taza de bicarbonato de sodio y 1-2 cucharadas de blanqueador con oxígeno (opcional).

Limpiador para taza del inodoro

Rocíe la taza del inodoro con: bicarbonato de sodio y vinagre, deje en remojo durante al menos 30 minutos y frote con un cepillo de baño.

Limpiador de desagües

Vierta 1/2 taza de bicarbonato de sodio en el desagüe seguido de 1 taza de vinagre. Déjelo que repose y burbujee durante 15 minutos, luego enjuague con agua caliente o hirviendo.

Ambientador

Coloca flores frescas o secas.

También tenemos otra alternativa: para ello hierva en una olla de agua canela, vainilla, rodajas de limón y clavo especias.

¿Qué otros cambios podemos hacer para una limpieza ecológica?

Si prefiere comprar el detergente, prefiera aquellos líquidos que sean naturales y ecológicos.

Al lavar en lavadora, hágalo cuando tenga carga completa, esto ayuda a ahorrar energía y utilizar menos productos para el lavado.

Además, no utilice más detergente que la dosis recomendada.

En la última lavada, piensa un poco ¿realmente es necesitamos incluir suavizantes en la rutina de lavado?

Los suavizantes convencionales a menudo están llenos de productos químicos tóxicos que alteran las hormonas, perfumes y partículas de plástico (ftalatos), e incluso pueden dañar las telas. Por lo que son totalmente innecesarios.

Sin embargo, si crees que lo necesitas, aquí hay una sugerencia totalmente natural: el vinagre blanco destilado se puede usar como una especie de suavizante de telas.

Si puedes, cuelga tu ropa y telas para que se sequen al aire en lugar de preferir la secadora. Eso ahorra mucha energía y es mucho más suave con las telas que durarán más.

Con respecto a los espacios cerrados, se recomienda ventila por lo menos dos veces al día, ya que esto ayuda a disminuir la concentración de contaminantes en los interiores.

Estropajos de silicona

Está demostrado que los estropajos tradicionales retienen una inmensa cantidad de bacterias y hongos.

Sin embargo, ya hay soluciones en el mercado que nos ayudan a evitar este riesgo.

Por ejemplo, este estropajo de silicona son una alternativa mucho más limpia y ecológica.

Se puede lavar en el lavavajillas y es resistente al calor, con lo que es mucho más fácil mantenerlo limpio y evitar la acumulación de gérmenes.

Prefiera productos Ecológicos

Para vivir una vida verde y sana, prefiera los productos de limpieza ecológicos. ¿Por qué?

Porque ellos están fabricados con sustancias inocuas al medio ambiente y reducen a su vez el impacto en la salud del ser humano.

Muchas veces optamos por los tradicionales, ya que pensamos que pueden ser más caros que el resto de productos de limpieza profesionales.

Pero, realmente no es así, ya que su composición proviene de productos tradicionales de limpieza de nuestras abuelas, y contienen elementos muy comunes como pueden ser el vinagre, el limón, aceites vegetales, bicarbonato sódico o sal.

Para reconocer los productos de limpieza ecológicos, si estás en Europa debemos fijarnos si llevan la etiqueta europea Ecolabel (la de la flor), que garantiza un alto nivel de protección medioambiental y que el producto cumple los requisitos de calidad ambiental.

En otros países lee muy bien la etiqueta y asegúrate que diga productos biodegradables y hecho de ingredientes orgánicos y naturales.

Además, debe tener un certificado ecológico; concentrado y duradero (menos agua); libre de productos químicos tóxicos, perfumes y colores artificiales.

Califica nuestro articulo
[Total: 2 Average: 5]
Cerrar menú