Como eliminar ruido de campana

Eliminar el ruido de la campana extractora es posible siguiendo algunos consejos prácticos. La limpieza regular de los filtros, elegir una capacidad de extracción adecuada y utilizar una salida de aire corta y recta son medidas clave.

Además, existen modelos de campanas extractoras con un bajo nivel de ruido, como la campana decorativa Balay 3BE297RW 900, la campana extractora Teka DSB ISLA 985 INOX 900 y la campana extractora Bosch DWK97JM60 890mm. Por otro lado, es importante solucionar problemas comunes, como revisar el tubo de salida de humo, garantizar una instalación correcta y realizar un mantenimiento adecuado para evitar problemas de succión.

Consejos para reducir el ruido de la campana extractora

Limpieza regular de los filtros

Una de las formas más efectivas de reducir el ruido de la campana extractora es mantener los filtros limpios y libres de suciedad y grasa. Para ello, se recomienda realizar una limpieza regular de los filtros según las indicaciones del fabricante. Esto permitirá que el aire circule de manera adecuada y evitará la acumulación de partículas que puedan obstruir los conductos y generar un mayor ruido.

Elección de una capacidad de extracción adecuada

Es importante seleccionar una campana extractora con una capacidad de extracción adecuada para evitar un ruido excesivo. Asegúrese de elegir un modelo que se adapte al tamaño de su cocina y a sus necesidades particulares. Si la campana tiene una capacidad de extracción muy alta para el espacio, es posible que genere más ruido del necesario. Por otro lado, si la capacidad de extracción es insuficiente, la campana podría esforzarse demasiado y aumentar su nivel de ruido.

Utilización de una salida de aire corta y recta

La elección de una salida de aire corta y recta puede ayudar a minimizar el ruido de la campana extractora. Evite salidas de aire con trayectos largos y con muchas curvas, ya que esto puede aumentar la fricción del aire y generar un mayor ruido. Opte por salidas de aire directas y lo más cortas posible para facilitar el flujo de aire y reducir el ruido al máximo.

Problemas comunes de las campanas extractoras y sus soluciones

Las campanas extractoras son elementos indispensables en la cocina, pero pueden presentar algunos problemas que afectan su funcionamiento adecuado. Aquí te presentamos los problemas más comunes y sus soluciones:

Revisión del tubo de salida de humo

El tubo de salida de humo es una parte fundamental de la campana extractora, y si no se encuentra en óptimas condiciones, puede generar ruidos molestos. Es importante revisar el tubo en busca de posibles deformaciones, obstrucciones o conexiones sueltas. Si se detecta alguna anomalía, se debe reparar o reemplazar la sección afectada para asegurar un flujo de aire adecuado y reducir el ruido.

Instalación correcta de la campana extractora

Una instalación incorrecta es otra causa frecuente de ruido excesivo en las campanas extractoras. Es importante seguir las instrucciones del fabricante con respecto a la altura y posición correctas de la campana, así como asegurarse de que esté bien fijada a la pared o al techo. Además, se deben utilizar los materiales adecuados y realizar conexiones firmes para evitar vibraciones y ruidos indeseados.

Mantenimiento adecuado para evitar problemas de succión

El mantenimiento regular es clave para mantener un buen funcionamiento de la campana extractora y evitar problemas de succión que puedan generar ruido. Se recomienda limpiar o cambiar los filtros con regularidad para evitar que se obstruyan y reduzcan la eficiencia de extracción. Además, es importante limpiar las superficies internas y externas de la campana para evitar acumulación de grasa y suciedad que puedan afectar su rendimiento.

Preguntas frecuentes

¿Qué produce el ruido de la campana?

El ruido de la campana extractor de una cocina principalmente es producido por el motor y el movimiento del aire. Cuando el motor está en funcionamiento, sus partes móviles generan vibraciones que se convierten en sonido. A eso se añade el ruido producido por el aire que es forzado a moverse a través del conducto de ventilación.

¿Cómo reducir el ruido de un extractor de aire?

El ruido de un extractor de aire puede reducirse de varias formas:

  1. Mantenimiento regular: Un motor limpio y bien lubricado tiende a producir menos ruido.
  2. Instalar un extractor más silencioso: Existen en el mercado modelos de extractores diseñados para funcionar de forma silenciosa.
  3. Uso adecuado: Asegurarte de que el extractor está ajustado al nivel correcto. No siempre es necesario utilizarlo al máximo.
  4. Absorción del sonido: Tener una cocina bien amueblada puede ayudar a absorber parte del sonido producido por el extractor.
  5. Instalación de un silenciador de conductos: Un silenciador de conductos puede reducir drásticamente el ruido transmitido a través del sistema de ducto.

¿Cuánto ruido hace una campana extractora?

El nivel de ruido de una campana extractora puede variar considerablemente dependiendo de su modelo, diseño y cómo ha sido instalada. Una campana extractora de cocina típicamente produce un ruido de alrededor de 60 a 70 decibelios cuando está funcionando a máxima potencia. Sin embargo, hay modelos en el mercado que producen tan solo 40 decibelios, equiparándose al sonido de una conversación tranquila.

¿Cómo limpiar el motor de la campana de la cocina?

Es importante realizar una limpieza regular del motor de la campana de cocina para mantener su rendimiento y reducir el ruido. He aquí cómo:

  1. Desconecta la campana: Antes de empezar a limpiar, asegúrate de desconectar la campana para evitar cualquier riesgo eléctrico.
  2. Desmonta las partes extraíbles: Retira los filtros y cualquier otra pieza extraíble.
  3. Limpia las partes retiradas: Puedes limpiar los filtros y otras partes en un fregadero con agua tibia y jabón.
  4. Accede al motor: Consulta el manual del usuario para saber cómo acceder al motor del extractor.
  5. Limpieza con delicadeza: Limpiar el motor usando un trapo con un poco de desengrasante. Es importante no utilizar agua ya que eso podría dañar el motor.
  6. Reensamblar: Una vez que todas las partes estén limpias y secas, puedes volver a montar la campana.

Recuerda siempre verificar el manual de usuario antes de realizar cualquier limpieza o mantenimiento. No todos los motores son accesibles o aptos para ser limpiados por los usuarios. En algunos casos, puede ser necesario contratar a un profesional.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.